LA IDEOLOGÍA NEOLIBERAL EN 45 SEGUNDOS

by karlotti

Cuando la democracia occidental es capaz de subvertir el sistema y convertirlo en una dictadura simulada.

Cuando quienes dicen representar al pueblo no implementan medidas protectoras, sino agresivas y coercitivas contra la sociedad.

Cuando esa estrategia electoral permite que el sector público quede en manos privadas, para explotar el derecho a la educación, la vivienda, la sanidad y el trabajo.

Cuando los ejércitos sirven a las empresas armamentísticas para utilizar las armas de destrucción masiva en naciones indefensas, eliminando miles de seres humanos.

Cuando el imperio occidental, además, financia el terrorismo a nivel internacional, lanzándolo contra los pueblos y gobiernos de naciones con recursos energéticos que anhelan las multinacionales de EEUU y Europa.

Cuando se restringe la posibilidad de usar medicamentos de costo mínimo, colocando en el mercado productos que no logran la curación de enfermedades, sino el debilitamiento temporal de tales afecciones.

Cuando se somete al globo a una contaminación de consecuencias catastróficas, como resultado de los expolios y vertidos industriales en zonas boscosas protegidas por leyes nacionales e internacionales.

Entonces, es sencillo explicar qué tipo de ideología sirve a esos intereses y el por qué buscan a cualquier precio imponer esos códigos a miles de millones de personas.

No es nazismo: es algo aún más aterrador. Es exterminio paulatino, alevoso y premeditado de la humanidad, en la esperanza de que las riquezas siempre permanezcan en las mismas manos, en las mismas familias, en los mismos clanes.

En esta escena del filme “El Tercer Hombre”,  Orson Welles pronuncia unas palabras, tan reveladoras como escalofriantes, que definen a la perfección el ideario occidental.


Cuando la democracia occidental es capaz de subvertir el sistema y convertirlo en una dictadura simulada.Cuando quienes dicen representar al pueblo no implementan medidas protectoras, sino agresivas y coercitivas contra la sociedad.Cuando esa estrategia electoral permite que el sector público quede en manos privadas, para explotar el derecho a la educación, la vivienda, la sanidad y el trabajo.Cuando los ejércitos sirven a las empresas armamentísticas para utilizar las armas de destrucción masiva en naciones indefensas, eliminando miles de seres humanos.Cuando el imperio occidental, además, financia el terrorismo a nivel internacional, lanzándolo contra los pueblos y gobiernos de naciones con recursos energéticos que anhelan las multinacionales de EEUU y Europa.Cuando se restringe la posibilidad de usar medicamentos de costo mínimo, colocando en el mercado productos que no logran la curación de enfermedades, sino el debilitamiento temporal de tales afecciones.Cuando se somete al globo a una contaminación de consecuencias catastróficas, como resultado de los expolios y vertidos industriales en zonas boscosas protegidas por leyes nacionales e internacionales.Entonces, es sencillo explicar qué tipo de ideología sirve a esos intereses y el por qué buscan a cualquier precio imponer esos códigos a miles de millones de personas.No es nazismo: es algo aún más aterrador. Es exterminio paulatino, alevoso y premeditado de la humanidad, en la esperanza de que las riquezas siempre permanezcan en las mismas manos, en las mismas familias, en los mismos clanes.En esta escena del filme “El Tercer Hombre”,  Orson Welles pronuncia unas palabras, tan reveladoras como escalofriantes, que definen a la perfección el ideario occidental.

vía LA IDEOLOGÍA NEOLIBERAL EN 45 SEGUNDOS.

vía LA IDEOLOGÍA NEOLIBERAL EN 45 SEGUNDOS.

Advertisements