la miserable abundancia

VIVIR NO ADMITE APLAZAMIENTOS

Tag: siria

Todos los caminos conducen a Alepo; por Jon Lee Anderson « Prodavinci

Derechos exclusivos en español para Prodavinci

Origen: Todos los caminos conducen a Alepo; por Jon Lee Anderson « Prodavinci

 

Todos los caminos conducen a Alepo; por Jon Lee Anderson « Prodavinci

EL ARTICULO COMPLETO aquí: http://prodavinci.com/2017/01/06/actualidad/todos-los-caminos-conducen-a-alepo-por-jon-lee-anderson/

Fotografía de Reuters

REUTERS

ARTICULO PUBLICADO EN Texto publicado en The New Yorker. Derechos exclusivos en español para Prodavinci.

Traducción de Mario Trivella Galindo.

POR Jon Lee Anderson 

Qué difícil es ahora volver a conjurar el generalizado optimismo público de la primavera de 2011, cuando Siria estaba envuelta en el apasionado levantamiento que fue proclamado una “Primavera Árabe”, un pico de fervor democrático que barría el Medio Oriente, una fuerza que parecía indetenible y abrumadoramente positiva. Mucho ha cambiado desde entonces. La emocionante “revolución” de la Plaza Tahrir de Egipto se degeneró en violaciones grupales y en la sustitución del presidente Hosni Mubarak por una nueva dictadura militar de culto; la revuelta de Libia llevó al espantoso asesinato de Muammar Qaddafi en Youtube, y dejó tras de sí un país en ruinas; ISIS extendió su alcance a partir de la guerra civil de Siria, para reactivar el conflicto sectario de Irak e iniciar una campaña mundial de terror que continúa actualmente.

Los líderes occidentales que una vez apoyaron y promovieron la Primavera Árabe como un vehículo para el cambio democrático en el Medio Oriente —Nicolás Sarkozy y David Cameron vienen a la mente— están fuera del escenario político o, como Barack Obama, están despidiéndose por última vez. Las reputaciones de estos tres hombres fueron mancilladas de distintas maneras por las decisiones que tomaron en relación al medio Oriente mientras estuvieron en el poder. Obama dio un paso atrás cuando estuvo al borde de una intervención militar luego de que el régimen sirio usara armas químicas contra civiles en 2013 y ahora será sucedido por Donald Trump en la Casa Blanca.

El otro gran tropezón de los gobiernos occidentales fue Libia, que desde el derrocamiento asistido por la OTAN de la dictadura de Qaddafi en 2011, ha estado sumergida en caos. Libia ahora existe en un estado de combate perpetuo entre distintos caudillos de guerra y sus milicias, se ha convertido en un trampolín de ISIS, y ha desestabilizado a gran parte de África del Norte. Adicionalmente, debido a las mafias traficantes que operan ahí con pocos impedimentos, los inmigrantes ahora convergen en Libia para hacer peligrosos cruces en bote hacia Italia. Miles de ellos han muerto.

Gracias, en gran medida, a dichos errores occidentales, el líder ruso Vladimir Putin ha pasado de ser un jugador de poca importancia en las periferias del Medio Oriente a ser el jugador de mayor poder. Cuando aviones de guerra rusos bombardearon hace unas semanas el último hospital funcional de la ciudad entonces controlada por los rebeldes sirios, Alepo, se hizo evidente que el fin se acercaba.

El líder turco Recep Tayyip Erdoğan se ha aprovechado consistentemente del caos de la región para aumentar su propio poder. Mientras tanto, Bashar Al-Assad no sólo se ha mantenido en el poder, sino que no tiene remordimientos. En una declaración que dio para celebrar la toma de Alepo la semana pasada, Assad dijo, “creo que luego de liberar Alepo diremos que no sólo la situación Siria, sino también la situación regional e internacional es diferente.”

En parte debido al conflicto sirio y sus continuas consecuencias, el futuro de la Unión Europea es incierto. Con la llegada masiva de refugiados, ha habido un surgimiento de sentimientos en contra de los inmigrantes en Europa, que se asemeja al movimiento de derecha alternativa americana en su intolerancia y odio sectario, especialmente hacia los musulmanes. Los asesinatos de civiles —en Europa y el resto del mundo (Túnez, Bangladesh, Egipto, Turquía)— por terroristas islámicos se han convertido en un suceso aterradoramente frecuente. A lo largo y ancho de occidente, un sentimiento de xenofobia desagradable se esparce. Hasta ahora, nos ha dado a Brexit y a Trump. En las elecciones francesas que se avecinan, ¿será Marine Le Pen la ganadora? ¿Será el siguiente escándalo terrorista en Alemania el fin de Ángela Merkel y lo que propiciará un ambiente de intolerancia social?

Mientras empieza el nuevo año, muchas preguntas fatídicas cuelgan de un hilo, que de una forma u otra, nos conduce de vuelta a Alepo.

No hay  errores:  es una estrategia de guerra. Por Sara Rosenberg 

El capitalismo actual es financiero-militar, es capitalismo de guerra y desposesión.

Origen: No hay  errores:  es una estrategia de guerra. Por Sara Rosenberg | La pupila insomne

 

No hay  errores:  es una estrategia de guerra. Por Sara Rosenberg

Es importante tener memoria y relacionar los hechos para comprender que nada sucede de una manera casual o por error como insisten en hacernos creer los medios de desinformación occidentales. No es fácil aceptar que el crimen sea el corazón del sistema capitalista llamado democrático. Y no verlo o no querer verlo sólo posterga su hundimiento. Confundir y hacer olvidar cómo actúa el imperio -y cómo ha actuado siempre- forma parte de la estrategia de debilitamiento de los pueblos, tanto de aquellos que son agredidos de manera directa como de las poblaciones de los países miembros de la OTAN  que desconocen el alcance de las guerras en que están involucrados.

Los pueblos con memoria son invencibles porque son dueños de su historia y por lo tanto de su futuro.

Cuando pregunto a cualquier persona –en Europa- si sabe en qué guerra está participando el gobierno de su país, a quien supuestamente han votado -o no-, responden que son ciudadanos de países en paz, donde la guerra ya pasó. Muy pocos saben que su trabajo y sus impuestos y sobre todo su pasividad alimentan una maquinaria terrorista y criminal que no conoce la legalidad ni los acuerdos de paz o de tregua. Una maquinaria de guerra que se nutre con más guerra y que no acepta ni aceptará jamás una paz que seguramente esos ciudadanos europeos suponen que existe cuando votan para ser supuestamente representados en parlamentos que ocultan la  guerra constante, la barbarie imperial y colonial.

La estrategia imperialista se asienta sobre la tergiversación y la falta de curiosidad y / o conocimiento sobre la guerra actual que los gobiernos asociados en la OTAN llevan adelante. Y el discurso del olvido –el blanqueamiento- necesita presentar cada acto de guerra separado de sus causas y separado de las razones de otras guerras que son parte de la misma y larga guerra que el imperio lleva adelante desde el fin de la segunda guerra mundial. La justificación para crear la OTAN en  1949 fue la custodia de la paz. Pero la guerra ha sido su objetivo real. La guerra contra la Unión soviética y contra cualquier posibilidad de transformación del sistema capitalista.

La lista de agresiones es inmensa y constante desde Hiroshima a la Siria de hoy, donde se está librando un guerra sin cuartel contra el mismo enemigo de siempre: Estados Unidos, -comandante en jefe de la OTAN- y sus aliados . Fuerzas militares y  financieras que hoy operan disfrazadas y a través de ejércitos interpuestos, tal es el caso del Daesh, una hidra que tiene  muchas cabezas en diversos territorios. Es una estrategia de camuflaje que le permite violar la legalidad y actuar como el cristal de la barbarie sin limite que el capitalismo produce y propagandiza a través de su inmenso aparato ideológico; es un enemigo mutante y que cuenta con la amnesia y la destrucción programada de cualquier resistencia ideológica dentro de los países involucrados en la guerra.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos define las operaciones psicológicas (PsyOp) orquestadas por las unidades especiales y los servicios de inteligencia estadounidenses como «operaciones planificadas para influir, mediante determinadas informaciones, sobre las emociones y motivaciones y por consiguiente sobre el comportamiento de la opinión pública, organizaciones y gobiernos extranjeros, para inducirlos o fortalecer actitudes favorables a los objetivos previamente estipulados».

Por eso exactamente es urgente relacionar los hechos y no olvidar para poder resistir esta avalancha informativa cuyo objetivo es nuestro desarme a través del miedo. La guerra imperialista usa un traje nuevo cada día, pero es el mismo traje ya podrido por la sangre acumulada; un traje diseñado a medida –tal como la moda de temporada- para  ocultar el mismo cuerpo del delito que el pentágono y la banca llaman necesidad del sistema. El capitalismo actual es financiero-militar, es capitalismo de guerra y desposesión. Y el camuflaje de esta temporada es el de los “errores”.

Irak fue invadida y destrozada con la excusa de que Sadam Husein poseía armas de destrucción masiva; un millón y medio de muertos, cientos de miles de heridos y un país arrasado, son el resultado de la gran mentira por la que un cínico Blair se disculpó y se atrevió a decir que “fue un error”. Bush y Aznar, que completan el trío criminal de las Azores que declaró la guerra, ni siquiera se han disculpado y lo que es peor aún, no han sido juzgados por crímenes contra la humanidad.

No hay errores, ni los hubo en Yugoslavia, Afganistán, Libia, Sudan, Palestina, Mali, y ahora en la larga guerra contra Siria. No son casos aislados, es una estrategia muy articulada para una guerra cuyo objetivo final es China, y que necesita aniquilar a Rusia y a aquellos países aliados a otro bloque económico que desde hace tiempo está poniendo en cuestión la economía unipolar dirigida por Estados Unidos, cuya crisis estructural solo puede solventarse con la extensión de la guerra.

Esta guerra constante y abierta, me refiero a la guerra convencional, tiene también otra cabeza de hidra y otro método. Es la guerra que el imperio desarrolla sin pausa contra Cuba y contra los gobiernos progresistas de América Latina. Usa otras armas y otros trajes pero forma parte de la misma estrategia del capitalismo internacional que sólo puede sobrevivir a través de la extensión de estos conflictos.

No hay errores, hay una estrategia de guerra mundial continuada, solapada, oscura y que se  invisibiliza  en los países que participan en ella como potencias agresoras. Amparados en una democracia inexistente pero que  les sirve para perpetuar el crimen, los señores de la guerra son maestros del discurso sobre la libertad mientras ejercen el más feroz totalitarismo.

Las fronteras de Europa están valladas, las fábricas de alambre y de cuchillas crecen, los muros son cada vez más extensos y los campos de concentración, las cárceles y los sistemas de seguridad, la explotación esclavista y la trata de personas ya son parte del PIB. La tragedia es que  los ciudadanos de Europa y Estados Unidos han terminado por confundir libertad con consumo. Vida con muerte. La estrategia del miedo ha dado resultado. La  desmemoria y la barbarie han echado raíces. Y por eso nadie ha salido a la calle cuando esta semana Estados Unidos bombardeó una vez más “por error” al pueblo sirio, después de haber firmado este 9 de septiembre una tregua en Siria. Cinco días después, el 17,  el gobierno de Washington bombardea al ejercito sirio, asesina a  83 militares y deja un tendal de heridos.  Es una operación clásica de pinza de la guerra convencional, ya que el ejercito sirio apoyado por Rusia está combatiendo al Estado islámico, aliado y financiado por Estados Unidos.

La justificación de Estados Unidos es la misma que en otras muchas ocasiones que no podemos olvidar: es un “error no intencional.”  Pero esto sólo prueba una vez más que el derecho internacional, las treguas o los acuerdos  de paz no existen si los firma el gobierno de Estados Unidos.

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vitaly Churquin señaló que  este bombardeo violó, además, dos compromisos asumidos por Washington “el primero, acordado con nosotros en febrero del 2016 y confirmado en los últimos días, fue cesar acciones militares, y el segundo compromiso dado a Damasco a inicios de la operación aérea en el cielo de Siria fue de que los estadounidenses no atacarían al Ejército sirio”.

También la visita de Obama a Cuba estuvo llena de promesas falsas y de propaganda abierta contra el pueblo y el gobierno soberano de Cuba. Una vez más se discutió el fin del bloqueo y el cierre del campo de torturas de Guantánamo, entre otras cosas. Un sonriente y cínico Obama agitó las banderas de la libertad y de la paz, pero ninguna de las promesas que hizo se cumplieron, ni se cumplirán.

Con total desvergüenza el representante de las corporaciones financiero-militares  habló de presos políticos y de derechos humanos y libertad que son violados permanentemente en Estados Unidos, donde  cárceles están llenas de víctimas de la desigualdad social y donde cada día se asesina impunemente a un negro o a un pobre, que son casi lo mismo. Un país donde la violencia no conoce límite mientras el presidente hace luz de gas al mundo en nombre de una democracia maltrecha que no puede dar ninguna lección y menos una lección de decencia.

Para eso tienen un aparato cultural capaz de trastocar los valores, alienar y generar millones de espectadores pasivos del producto estrella: la violencia. Lo han naturalizado de tal forma que las masas aplauden la muerte por capítulos y esperan ansiosas su dosis de adrenalina virtual cotidiana.

La guerra es su negocio más boyante. Y para eso, ya naturalizada la violencia a través del inmenso aparato ideológico, venden protección contra el terrorismo y venden además seguridad. El negocio es redondo. La fusión Monsanto-Bayer- Blackwater / Academie son un paradigma empresarial. Un retrato de época.

Pero los muros y los campos de concentración crecen proporcionalmente a la extensión de las operaciones militares abiertas, encubiertas o por “error”. El control dentro de los muros de la “sociedad democrática” crece en una proporción parecida. El muro tiene dos caras y ambas son útiles al imperialismo que gracias a un aparato ideológico y mediático de gran precisión separa las dos caras del muro e impide la unidad de los pueblos en contra de la guerra que es una guerra de clase, ni religiosa ni étnica, ni sexual ni diversa, ni de especies ni de razas, es guerra de desposesión como única alternativa de supervivencia del sistema de explotación y control que la gran empresa bélica necesita.

El miedo y el desconocimiento del carácter constante e internacional de esta guerra que hunde sus raíces en la hegemonía estadounidense lograda después de la segunda guerra mundial favorece al terrorismo dirigido y financiado por el pentágono y el gobierno de Estados Unidos y sus aliados.

Por eso ahora más que nunca es necesario construir un gran movimiento internacional contra la guerra imperialista, en cada rincón del planeta hemos de ser capaces de detener esta monstruosa maquinaria de muerte y hemos de hacerlo sabiendo que de nuestra acción depende ya no sólo la vida de los pueblos que hoy sufren la barbarie imperial de manera directa, como es el caso del pueblo Sirio que resiste heroicamente, sino que de esa gran unidad antiimperialista depende la vida entera de la especie humana en este planeta.

Mientras los señores de la guerra, los que han hecho de la guerra el negocio más rentable sigan manejando nuestras vidas y pudriendo nuestra razón de existir estaremos condenados a obedecer al totalitarismo que los medios llaman cínicamente democracia y libertad.

Si los ciudadanos satisfechos e hiper explotados de una Europa que se derrumba no despiertan, el muro que están construyendo en las fronteras en nombre de la seguridad caerá sobre ellos mismos  y será tarde para recoger de los escombros la urgente necesidad de unidad entre los explotados del mundo. La avalancha negra y árabe a la que tanto temen y con la que tanto trafica el poder es el resultado de esta guerra constante que se sostiene con el silencio y el trabajo de los que están adentro de los muros.

Construir un movimiento internacional y antiimperialista contra la guerra –la misma guerra contra la humanidad- es urgente, es ahora, porque si somos capaces de detenerlos y horadar su cínico discurso,  seremos capaces de construir otro tipo de sociedad, más justa y más humana. El miedo sólo engendra monstruos. O como escribió Goya al pie de un dibujo, apelando a la necesidad de la razón, o el conocimiento, o la conciencia: “el sueño de la razón engendra monstruos”.  Y en Europa el monstruo –la sin razón- camina con los pies de un renovado fascismo, aunque pretenda disfrazarse de democracia parlamentaria.

21 de septiembre 2016.

¿Puede Washington derrocar tres gobiernos a la vez?

¿Puede Washington derrocar tres gobiernos a la vez? — Los Dueños del Circo — Sott.net.

¿Puede Washington derrocar tres gobiernos a la vez? — Los Dueños del Circo — Sott.net

¿Puede Washington derrocar tres gobiernos a la vez?

El poder de un Estado se mide a la vez por su capacidad para defenderse y por su posibilidad de atacar en uno o varios frentes. Bajo esa óptica, Washington está tratando – por primera vez – de demostrar que es capaz de derrocar tres gobiernos simultáneamente: en Siria, en Ucrania y en Venezuela. Creyendo que, si lo logra, ningún gobierno tendrá ya posibilidades de hacerle frente. 

© Desconocido
¿Y desde cuándo el imperialismo apoya revoluciones?
Imagen captada en la plaza Maidan, Kiev.

Washington, después de fracasar en 2011 en su intento de bombardear simultáneamente Libia y Siria, está tratando de hacer una nueva demostración de fuerza: organizar cambios de régimen en tres Estados al mismo tiempo y en diferentes regiones del mundo – en Siria (CentCom), Ucrania (EuCom) y Venezuela (SouthCom). 

Para lograrlo, el presidente Obama ha movilizado prácticamente todo el equipo de su Consejo de Seguridad Nacional. 

Primeramente, la consejera de seguridad nacional Susan Rice y la embajadora ante la ONU Samantha Power. Las dos son maestras en el uso de la jerga «democrática». Y durante años se han especializado en aconsejar la injerencia en los asuntos internos de otros Estados con el pretexto de prevenir genocidios. Sin embargo, y a pesar de sus generosos discursos, a ninguna de las dos les importan las vidas no estadounidenses, como lo demostró la señora Power en el momento de la crisis de las armas químicas en la Ghoutta de Damasco. La señora embajadora de Estados Unidos, quien sabía perfectamente que las autoridades sirias no habían cometido aquel acto, simplemente se fue a Europa para asistir con su esposo a un festival de cine dedicado a Charles Chaplin mientras que su gobierno denunciaba un crimen contra la humanidad atribuyéndolo al presidente Assad. 

Están también los tres responsables por regiones: Philip Gordon (Medio Oriente y Norte de África), Karen Donfried (Europa y Eurasia) y Ricardo Zúñiga (Latinoamérica).

  • Phil Gordon (amigo personal y traductor del ex presidente francés Nicolas Sarkozy) organizó el sabotaje de la conferencia de paz Ginebra 2 hasta que la cuestión palestina se resuelva en función de lo que quiere Estados Unidos. Durante la segunda sesión de Ginebra 2, mientras que el secretario de Estado John Kerry hablaba de paz, Phil Gordon reunía en Washington a los jefes de los servicios secretos de Jordania, Qatar, Arabia Saudita y Turquía para preparar un enésimo ataque contra Siria. Estos conspiradores han reunido en Jordania un ejército de 13 000 hombres, de los que sólo 1 000 han recibido un breve entrenamiento militar para pilotear blindados y tomar Damasco. El problema es que esa columna corre el riesgo de ser destruida por el Ejército Árabe Sirio antes de alcanzar la capital siria. Pero sus padrinos no logran ponerse de acuerdo sobre la manera de defender esa fuerza sin equiparla con armamento antiaéreo, que pudiera ser utilizado después contra la aviación de Israel.
  • Karen Donfried es la ex oficial nacional de inteligencia a cargo de Europa. Dirigió durante mucho tiempo el German Marshall Fund en Berlín. Actualmente se dedica a manipular a la Unión Europea para enmascarar el intervencionismo de Washington en Ucrania. A pesar de la reciente revelación del contenido de una conversación telefónica de la embajadora estadounidense Victoria Nuland, la señora Donfried logró hacerles creer a los europeos que el objetivo de la oposición de Kiev era unirse a la Unión Europea y que estaban luchando por la democracia, cuando en realidad más de la mitad de los amotinados de la plaza Maidan son miembros de partidos nazis y agitan retratos de Stepan Bandera, quien colaboró con la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial.
  • Para terminar, Ricardo Zúñiga es nieto del Ricardo Zúñiga que presidió el Partido Nacional de Honduras y que organizó los golpes de Estado militares de 1963 y 1972 a favor del general López Arellano. El nuevo Zúñiga dirigió la estación de la CIA en La Habana, donde reclutó agentes y los financió para fabricar una oposición contra Fidel Castro. Y ahora moviliza a la extrema derecha trotskista en Venezuela para derrocar al presidente Nicolás Maduro acusándolo de stalinismo.

La parte mediática de estas operaciones está en manos de Dan Rhodes, el especialista en propaganda que se encargó en el pasado de escribir la versión oficial de lo sucedido el 11 de septiembre de 2001 redactando el informe de la comisión presidencial. En ese informe, Rhodes eliminó toda huella del golpe de Estado militar que se produjo aquel día (al presidente George W. Bush se le retiró el poder sobre las 10 de la mañana y no se le devolvió hasta la noche, todo su gabinete y los miembros del Congreso fueron confinados en búnkeres, supuestamente para «garantizar su seguridad») para que sólo quedara el recuerdo de los atentados. 

En las operaciones organizadas contra Siria, Ucrania y Venezuela, la narrativa estadounidense reposa exactamente sobre los mismos principios: acusar a los gobiernos de matar a sus propios ciudadanos, calificar a los opositores de «democráticos», adoptar sanciones contra los «asesinos» y, en definitiva, concretar un golpe de Estado. 

El movimiento comienza siempre con una manifestación en la que mueren opositores pacíficos y ambos bandos se acusan mutuamente de los hechos de violencia. En realidad, fuerzas especiales o elementos a las órdenes de Estados Unidos o de la OTAN, convenientemente ubicados, disparan a la vez contra la multitud y contra la policía. Así sucedió en Deraa (Siria) en 2011, al igual que en Kiev (Ucrania) y en Caracas (Venezuela) en los últimos días. En el caso de Venezuela, las autopsias practicadas demuestran que 2 víctimas – un manifestante de la oposición y otro favorable al gobierno – fueron baleadas con la misma arma. 

Calificar a los opositores de «democráticos» es un simple juego de retórica. En Siria, se trata de takfiristas financiados por la peor dictadura del planeta: la de Arabia Saudita. En Ucrania, son unos cuantos proeuropeos sinceros rodeados de un montón de nazis. En Venezuela, son jóvenes trotskistas de familias acomodadas respaldados por milicias a sueldo de dueños de empresas. Y en todos los casos aparece el seudo opositor estadounidense John McCain para proclamar su solidaridad con los opositores locales, sean verdaderos o falsos. 

Del apoyo a los opositores se encarga la National Endowment for Democracy (NED). La NED es una agencia gubernamental estadounidense que se presenta como una ONG financiada por el Congreso de Estados Unidos. La realidad es que la NED fue creada por el presidente Ronald Reagan, en asociación con Canadá, Gran Bretaña y Australia. La dirigen el neoconservador Carl Gershman y Barbara Haig, la hija del general Alexander Haig (ex comandante supremo de la OTAN y posteriormente secretario de Estado bajo la administración Reagan). Es precisamente la NED – en realidad el Departamento de Estado – quien moviliza al senador «de oposición» John McCain. 

En este dispositivo no podía faltar la Albert Einstein Institution, «ONG» financiada por la OTAN. Creada por Gene Sharp en 1983, la NED formó agitadores profesionales a través del CANVAS [1] – en Serbia – y de la Academy of Change – en Qatar. 

En todos los casos, Susan Rice y Samantha Power adoptan invariablemente la misma pose de justa indignación antes de dictar la adopción de sanciones – a las que rápidamente se suma la Unión Europea – cuando en realidad son ellas mismas quienes se dedican a orquestar previamente los actos de violencia. 

Queda entonces por llegar a concretar los golpes de Estados, lo que no siempre funciona. 

Así trata Washington de demostrarle al mundo que sigue siendo el amo. Para garantizar los resultados, emprendió las operaciones en Ucrania y en Venezuela mientras se desarrollaban los Juegos de Sochi. Así garantizaba que Rusia no tomara medidas de respuesta, con tal de evitar que algún atentado de los terroristas islamistas le echara a perder la fiesta olímpica. 

Pero los Juegos de Sochi terminaron este fin de semana. Y ahora le toca jugar a Moscú. 

[1Center for Applied Nonviolent Action and Strategies

Literatura contra los daños colaterales desde Pakistán | Cultura | EL PAÍS

Literatura contra los daños colaterales desde Pakistán | Cultura | EL PAÍS.

 

 

Literatura contra los daños colaterales desde Pakistán | Cultura | EL PAÍS

Literatura contra los daños colaterales desde Pakistán

Nadeem Aslam, uno de los autores en inglés más relevantes de su generación, aborda el extremismo islamista

El escritor paquistaní afincado en Londres Nadeem Aslam. /ULF ANDERSEN (GETTY IMAGES)

Nadeem Aslam se aferra “a la belleza que subsiste en un mundo oscuro” cuando desgrana una conmovedora historia de amor y conflicto en El jardín del hombre ciego, novela que sigue los avatares de una familia paquistaní durante los meses que sucedieron al 11-S y expone el impacto entre la gente común de la intervención occidental en el vecino Afganistán, y de la guerra contra el terror desencadenada tras aquellos ataques. El precio que Pakistán todavía hoy sigue pagando es enorme. “Solo uno de cada cincuenta ataques de los drones de Estados Unidos [aviones teledirigidos que operan a ambos lados de la frontera afgano-paquistaní] mata a un militante. Las 49 víctimas restantes son inocentes”, subraya el autor paquistaní (Gujranwala, 1966) durante una entrevista en su casa de Londres. Es ese drama de los “daños colaterales” el que incita a los dos jóvenes protagonistas de su libro, un estudiante de medicina paquistaní y su mejor amigo, a cruzar la frontera con Afganistán para asistir a los heridos. Su idealismo colisionará con la intransigencia de los talibanes, el cautiverio a manos de los señores de la guerra afganos y finalmente de unas tropas estadounidenses que se revelan atroces con aquellos a los que considera sospechosos de terrorismo.

Nadeem Aslam precisó de cuatro años y medio para escribir El jardín del hombre ciego (Mondadori) en el que, a pesar de los horrores que lo impregnan, se impone una historia de amor y “la importancia que tiene una sola vida”. Su pluma, rica en el lenguaje y en los simbolismos, destila un tono poético especialmente cuando describe hermosos aunque fugaces episodios. Y lo hace en inglés, una lengua que solo aprendió ya cruzada la adolescencia. “Mi vida se rompió a los 14 años”, explica sobre el exilio en el Reino Unido al que se vio forzada su familia a causa de la persecución política de su padre, un poeta y productor de cine de filiación comunista. El progenitor había sido muy crítico con el apoyo estadounidense a los muyaidín de Afganistán, canalizado a través del régimen del dictador paquistaní Zia ul Haq, tras la invasión soviética de ese país (1979). El resultado, tras la retirada de la URSS nueve años después, fue la toma del poder por los talibanes.El relato es desgarradoramente explícito en la descripción de los interrogatorios y torturas que infligen a sus presos los supuestos defensores de la democracia y la libertad, pero se muestra igualmente implacable con un radicalismo musulmán que utiliza la religión como arma de subordinación. El anciano ciego que da título a la novela (padre natural de uno de los jóvenes y adoptivo del otro) ha asistido impotente a la transformación de la escuela islámica que fundó en un centro de yihadistas. A través de veterano personaje, el autor quiere contraponer los “valores humanistas” del Islam, el anhelo de una civilización que antaño fue puntera en el cultivo del arte y de la ciencia, con la intolerancia de los extremistas en auge.

Aslam solo conocía un inglés muy básico cuando recaló en Huddersfield (norte de Inglaterra). “Porque no provengo de una familia rica y en Pakistán asistí a una escuela en urdú”, alega. Ello le impidió ahondar en sus queridas materias de Humanidades, en pro de las ciencias que le llevaron a matricularse en Químicas en la Universidad de Manchester. En el tercer año dejó la carrera: “Me di cuenta de que mi inglés ya era lo suficientemente bueno para dedicarme a escribir”, dice. Atribuye ese dominio a una obsesión autodidacta y a su inmersión en las obras de autores tan diversos como García Márquez, Toni Morrison o Cormac McCarthy. En su empeño, llegó a copiar a mano El otoño del patriarca,Beloved y Moby Dick, entre otros libros.

La actualidad se impone al final de la entrevista e, inquirido sobre los planes del presidente Obama de atacar Siria, subraya que “los escritores no deben dictar a la gente el qué pensar, sino sugerirles sobre qué deben pensar”.Esa fue la forja de un escritor que, tras su debut con Season of the rainbirds (1993), ha recibido elogios y galardones por Mapa para amantes perdidos (2004), ambientado en una comunidad de emigrantes paquistaníes en el norte de Inglaterra, y The wasted vigil (2008), un recorrido por tres décadas de la historia de Afganistán hasta el ascenso y caída del terrible régimen talibán. Este último libro entronca en cierto modo con El jardín del hombre ciego, su cuarta novela, que él enmarca en “una década que empezó en el 11-S y acabó con la primavera árabe”. “Y, entre esos dos momentos, la guerra contra el terror, Abu Ghraib y Guantánamo, las bombas de Londres y Madrid, la incomprensión entre el Este y el Oeste… En el libro, quise incluir todo esos elementos”. Ateo al igual que su padre (aunque su madre es una mujer muy religiosa), Aslam proclama metafóricamente: “Me convertí en un musulmán tras el 11-S”. Con esa declaración define su desafío tanto frente a los crecientes prejuicios con los que el mundo occidental mira al Islam como frente a aquellos radicales que quieren imponer su distorsionada “definición de lo que significa ser musulmán”. Sobre eso Aslam profundizará para quienes asistan mañana a una charla que dará en el Centro de Cultura Contemporània de Barcelona.

El Ciudadano » La verdad del ataque con gas sarín en Siria

El Ciudadano » La verdad del ataque con gas sarín en Siria.

 

Resulta extraño que el Ejército sirio atacara con armas químicas a una población en momentos en que la guerra civil -auspiciada por potencias occidentales y llevada a cabo por cercanos a Al Qaeda-  se estaba volcando a su favor tras sucesivas victorias.  Más aún cuando inspectores de Naciones Unidas están monitorando el conflicto en pleno territorio sirio. Videos colgados en la web antes de la supuesta ‘masacre’ y videos anteriores que mostraban a los rebeldes sirios mantando conejos con armas químicas hacen que la balanza de la culpa se mueva hacia el lado de los opositores a Assad.  Pero los medios occidentales, y chilenos, reproducen una mentira que se cae a pedazos.

Según el Ejército Sirio Libre, las autoridades sirias bombardearon con gas sarín la región de Ghoutta, en la periferia de Damasco, el miércoles 21 de agosto de 2013, causando en total 1 700 muertos. Esta alegación fue comentada de inmediato por las autoridades alemanas, británicas y francesas, que llamaron a una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para que se autorice a los observadores de la ONU a investigar en el terreno. Las noticias al respecto están siendo repetidas constantemente por la prensa atlantista, que presenta además dichas alegaciones como hechos consumados.

Salta a la vista, sin embargo, la torpeza de esta nueva operación de propaganda. Como puede comprobarse a través de YouTube, los videos que supuestamente muestran la masacre cometida el 21 de agosto fueron publicados en YouTube por la cuenta identificada como «Majles Rif»… el 20 de agosto.

En las imágenes, impresionantes a primera vista, se percibe rápidamente una puesta en escena. Los niños afectados, que parecen desfallecidos o endrogados, no tienen madres que los acompañen. Los varones aparecen a menudo desnudos mientras que las niñas están completamente vestidas. Fuera de algunas cortinas plegables y varias bolsas de suero, no se ve ningún tipo de estructura médica ni equipamiento sanitario, ni siquiera de tipo clandestino.

Algunas de las fotografías difundidas ahora por la prensa atlantista ya fueron utilizadas anteriormente para acusar al ejército de Egipto de haber cometido una masacre en un campamento de la Hermandad Musulmana en El Cairo.

A fines de mayo, 12 presuntos miembros del grupo islamista radical sirio Frente al Nusra, vinculado con Al Qaeda, y presente en Siria, fueron detenidos en Turquía en posesión de dos kilogramos de gas sarín y de varias armas.

UNA OPOSICIÓN DERROTADA

A partir de la madrugada y a lo largo de todo el día 21 de agosto, el Ejército Árabe Sirio bombardeó las posiciones de elementos del Ejército Sirio Libre que se habían reagrupado en el sudeste de la Ghoutta (la región agrícola colindante con la capital siria), zona de enfrentamientos cuya población civil ha sido evacuada desde hace meses. Las bajas de los grupos yihadistas parecen ser allí considerables y no se ha recurrido al uso de gases de combate, un arma que históricamente se utiliza sólo en caso de guerras de trincheras.

Las autoridades rusas han denunciado una nueva campaña de propaganda planificada de antemano, lo cual está siendo confirmado por la simultaneidad y la unanimidad conque los medios de prensa atlantistas están repetiendo a coro la versión del Ejército Sirio Libre, sin esforzarse por verificar los hechos.

Las autoridades iraníes señalan, por su parte, que el uso de armas químicas por parte de Siria sería totalmente injustificado y absurdo en momentos en que sus éxitos militares en el campo de batalla son ya innegables.

En Nueva York, al cabo de una reunión a puertas cerradas, el Consejo de Seguridad de la ONU expresó inquietud.

Ya en 2003, Estados Unidos utilizó la acusación de posesión y uso de gases de combate por parte del gobierno de Irak como justificación para agredir ese país. El entonces secretario de Estado Colin Powell llegó incluso a mostrar a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU una ampolleta de gas licuado como prueba de aquellas alegaciones. Sólo después de la destrucción de Irak, el propio Powell reconoció que aquellas supuestas pruebas eran falsas y que él mismo había mentido a la comunidad internacional.

LA CAMPAÑA DE PROPAGANDA

La operación de propaganda sobre un supuesto uso de gas sarín, el 21 de agosto de 2013, por parte del Ejército Árabe Sirio en la periferia de Damasco prosigue ahora con una andanada de declaraciones oficiales, a raíz de las informaciones no confirmadas pero ampliamente difundidas por los medios de prensa.

Basta, sin embargo, con unos pocos segundos para verificar el truco utilizado: las imágenes de video de la masacre del 21 de agosto fueron publicadas en YouTube, a través de la cuenta «Majles Rif», el día anterior, 20 de agosto [1]. La declaración de la AFP, en respuesta a nuestro artículo anterior, de que una de las fotos que esa agencia ha difundido tiene como código la fecha del 21 de agosto, no modifica el hecho que los videos fueron “colgados” en YouTube el día anterior.

En la propia ciudad de Damasco no se ven animales afectados por gases venenosos, a pesar de que un ataque capaz de matar 1 729 personas, según la última cifra divulgada por el Ejército Sirio Libre, tendría obligatoriamente que haber matado o afectado gravemente gran número de pájaros y otros animales errantes.

Ofrecemos seguidamente un breve listado de actores que participan en esta farsa.

Laurent Fabius, ministro francés de Relaciones Exteriores;

John McCain, presidente del International Republican Institute, la rama republicana de la National Endowment for Democracy (NED), órgano del Departemento de Estado a cargo de las acciones legales y públicas de la CIA en el exterior [2];

Yuval Steinitz, ministro israelí de Inteligencia y Asuntos estratégicos;

Ahmed Davutoglu, ministro turco de Relaciones Exteriores y Guido Westerwelle, ministro alemán de Relaciones Exteriores.

Carl Bildt, ministro sueco de Relaciones Exteriores y William Hague, ministro británico de Relaciones Exteriores.

Red Voltaire

PARA COMPRENDER LA SITUACIÓN EN SIRIA LEA ADEMÁS:

Cortinas de humo en Siria

La otra versión de la intervención extranjera en Siria

Siria: un objetivo militar imperialista

 La sangre siria graba una nueva línea en la arena

Punto y seguido, Terroristas “en diferido” del ministro Díaz, y Siria

http://blogs.publico.es/puntoyseguido/

 

Punto y seguido » Terroristas “en diferido” del ministro Díaz, y Siria

Terroristas “en diferido” del ministro Díaz, y Siria


Nazanín Armanian

“No estamos hablando de combatientes, de soldados, en el conflicto bélico en Siria, sino de captar yihadistas con la finalidad de cometer atentados”, afirmó el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, al explicar el cometido de un grupo de hombres detenidos en España, acusados de enviar a Siria a voluntarios para luchar contra Bashar Al Asad, quienes al regresar –añadió- podían actuar de “lobos solitarios”.

Hay que ver el lío terminológico en el que se meten los políticos para defender una posición injustificable ante una audiencia que consideran indocta. Si, por un lado, no se pueden captar “soldados” -nombre dado a los reclutas de las fuerzas armadas de un país soberano- en un territorio extranjero y hostil; por otro, no explica que si este hecho es un delito, por qué EEUU está alistando a mercenarios -¡disculpe, soldados!- para enviarlos a Siria (ver The Pentagon’s “Salvador Option”: The Deployment of Death Squads in Iraq and Syria). Antes lo había hecho en Afganistán (donde Ronald Reagan llamaba “combatientes por la libertad” a las huestes de Bin Laden), en Irak y en Libia. En este país, los delincuentes y rebeldes extremistas, a pesar de haber sido financiados y armados por la OTAN, una vez tomado el poder mataron al propio embajador de EEUU e izaron la bandera negra de Al Qaeda en la sede diplomática, demostrando que estos mercenarios, estén donde estén, además de ejercer el terrorismo delegado, carecen de ética para con la familia y pueden morder la mano que les dio de comer.

Del terrorismo proxy (delegado) de la OTAN al otro directo, y no sólo en su formato de lanzar bombas sobre los civiles de países atacados: el 11 de Octubre de 2005 la Policía de Basora detuvo a dos militares británicos disfrazados de árabes que conducían un camión lleno de explosivos listos para ser detonados (ver: ¿Quién pone las bombas en Irak?). Ninguna explicación por parte de Tony Blair sobre unas prácticas que son un secreto de voces.

Obama y sus rostros

El presidente Barak Obama, que no pasará a la historia por su coraje ni por su integridad moral, volvió a ceder a las presiones de los halcones republicanos: acusó al Gobierno de Al Asad del uso de armas químicas contra los rebeldes,  y prometió suministrarles armas. Dos pasos importantes que anuncian la abierta injerencia de EEUU en la guerra siria: tomará el mando y el control de la insurgencia, con el objetivo de fortalecer su cohesión y convertirla en una oposición organizada, capaz de sustituir a Asad. Ha apartado a Qatar del juego (donde se producirá la abdicación del jeque Al Thani en favor de su hijo), y va a coordinar las acciones de Jordania, Arabia Saudí, Israel y otros implicados, contra Irán y Hizbolá, en la región.

Obama falta a la verdad, pues si por un lado la CIA ya entrena a rebeldes desde 2012, según Los Angeles Times (ver US has secretly provided arms training to Syria rebels since 2012), por otro, la justificación de la intervención –el uso de las armas químicas por Damasco- está sin demostrar, mientras sí que se confirma el empleo del agente nervioso sarín por los rebeldes alqaedistas del Frente al Nusra. Informó de ello el Gobierno turco, el 30 de mayo, tras detener a 12 miembros del grupo e incautarse de dos kilos de este gas. El caníbal que destripó a un caído y se comió sus órganos fue un soldado de este frente, compañero de lucha de Occidente en la destrucción del Estado sirio.

Otra conclusión: que EEUU no está preocupado por que las armas químicas caigan en manos de los yihadistas sirios, ni cuando tomen el poder. Así lo confirmó el general Meir Dagan, ex jefe del Mosad de Tel Aviv, revelando que Arabia Saudí se comprometió a garantizar que el régimen sucesor de Asad será amigo de Israel y de EEUU. ¡Como si los actuales gobiernos de Irak y de Afganistán lo fueran! ¡Ni Dios podrá proteger a Washington en su caída libre en el pantano sirio!

Vladimir Putin, preocupado por los planes de la Administración Obama para Oriente Próximo, al referirse a la instalación de los misiles Patriot, en enero de 2012, en Turquía (al parecer para coaccionar a Damasco), en enero de 2012 comentó “la regla de la pistola de Chéjov”: “Si en el primer acto de una obra de teatro aparece un arma colgada en la pared, significa que se disparará en el último telón”. Aun así, Moscú no entregará los misiles S-300 a Irán ni a Siria, como parte del acuerdo con Israel en 2008, a cambio de que Tel Aviv no armara a Georgia. El miedo de Moscú a los islamistas en la zona de su influencia es mayor que el de perder la base de Tartus en Siria. Eso sí, rompería el acuerdo si EEUU instalara los escudos antimisil en Europa Este.

Hay rumores que apuntan a un acuerdo entre Putin y Obama por el que Asad aceptaría unas elecciones y se marcharía del país, antes de que el Pentágono enviara a miles de rebeldes que está entrenando en Jordania y Turquía.

Cambios en el escenario

Hay una serie de factores que indican las posibles razones de que EEUU haya decidido una intervención directa: la incapacidad del Ejército Libre de Siria en hacerse con el poder en Siria, marcada por la pérdida de la estratégica ciudad Al Qusair;  la crisis social de Turquía, que no sólo debilitó a Tayyeb Erdogan, sino que mostró que gran parte de los ciudadanos no apoyan su guerra contra Siria a pesar de que los kurdos sirios, que habían mantenido una postura  neutral hasta las negociaciones de paz entre Ankara y el PKK, ahora dirigen sus armas contra Damasco; que al mismo tiempo que Hasan Rohani, el nuevo presidente de Irán, presentaba su diplomacia de poder blando e “interacción constructiva” con la comunidad internacional, los Guardianes Islámicos enviaban a 4.000 militares a Siria con el objetivo de abrir un nuevo frente en la meseta del Golán y aligerar la presión sobre Damasco; y que Rusia e Irán hayan fortalecido su posición y aumenten sus demandas a cambio de dejar caer a Asad, como por ejemplo, por parte de Teherán, el levantamiento de las sanciones económicas a la República Islámica. Se unen a todo ello los últimos escándalos del espionaje que han debilitado a Obama, quien ahora ve en el conflicto sirio la oportunidad de mostrar su lado de hombre fuerte capaz de dirigir el imperio (ya de papel) que heredó de Bush.

Israel, al igual que los neocon, está encantado de que la tragedia siria haya archivado la cuestión palestina, aunque cometió el error, en mayo pasado, de bombardear Siria, mostrándose ante la opinión pública de la zona como el verdadero peligro para la soberanía de los países y dando la posibilidad a Asad de recurrir al patriotismo y atraer el apoyo de buena parte de su pueblo, ya asustado por la amenaza integrista.

Catástrofe  del verano

Las altas temperaturas en la región ya siegan la vida de los más vulnerables de los refugiados sirios, enfermos, hambrientos sin agua ni alimentos.  ¿A quién le importa? Entretanto, John Kerry expone las bondades del modelo del bombardeo aéreo de los Balcanes y sin tener en cuenta (o, se le escapa) que Siria no está sola y que goza de un fuerte respaldo de Rusia e Irán.

Washington no ha aprendido las lecciones de la guerra contra Irak: la de “no mentirás sobre las armas de destrucción masiva”, la de “no derrocarás a un mandatario sin tener una alternativa favorable a tus intereses”, y sobre todo la de “no tocarás la estructuras étnico-religiosas de esta compleja región”… si quieres mantener tu posición ya de por sí precaria.

Se inicia otra catástrofe a nivel regional, en una guerra sin fecha final y sin victoria para los gobiernos implicados, que deberían confesar a sus ciudadanos que arriesgan la seguridad nacional de sus países e infligen tanto dolor y sufrimiento a millones de personas sólo por mantener la influencia de las élites gobernantes en tierras ajenas, a espaldas de los verdaderos intereses de sus pueblos.

  • Estoy bastante interesado en conocer lo que está ocurriendo en la guerra de Siria. Pero cada vez que veo noticias en televisión o en otros medios de comunicación, me quedo con un sabor ligeramente amargo, como el de las verdades a medias. Cuando hablan de los rebeldes y muestran algunas imágenes me recuerda a las que se mostraban en la guerra de Libia (por cierto ¿qué está ocurriendo ahora en Libia?), y no siento que a ese grupo con tantos rasgos de fundamentalismo, debieramos brindarle apoyo. Con lo que nos cuentas en este artículo Nazanín, entiendo que lo que ocurre en la región no es una cuestión de buenos y malos, como nos lo tratan de mostrar en muchos medios. Es una red de la que numerosas fuerzas y poderes tiran para arrastrar las capturas a su casa. Triste, muy triste la desinformación que sufrimos en occidente sobre los conflictos en paises árabes, y mucho más doloroso los resultados que el pueblo árabe sufre por ese juego de poder. Gracias por esta información.

  • #2 Comentario por alfanui

    23/06/2013 20:40

    El santurrón Obama ,adorado por tanto socialdemócrata que quitó el retrato de Pablo Iglesias para poner el de él,resulta que terminará por ser peor aún que su antecesor en el cargo.

  • #3 Comentario por alfanui

    23/06/2013 20:48

    A comentario 1 .Si quiere comprender lo que ocurre en Siria sólo tiene que fijarse en los países que están pidiendo a los Estados Unidos que intervenga atacando ; QUATAR Y LOS EMIRATOS. Dictaduras puras y duras que además tienen a las mujeres en régimen de esclavitud .Es verdad que también lo pide Fancia .La socialdemocracia corrompida…

  • #4 Comentario por wilhemev

    23/06/2013 21:36

    “Al entrar abiertamente en la guerra de Siria, EEUU no ha aprendido ninguna de las lecciones de la guerra de Irak”

  • #5 Comentario por jimmijean2

    24/06/2013 02:37

    Hemos visto muchos buenos musulmanes oir la llamada de la yihad y van a Afganistan, Pakistan, Siria, Somalia, los Balcanes, Argelia o Libia.

    Ellos entienden lo que predicó el profeta: “No es igual aquel que aguarda en casa sin peligro al que va a luchar por la causa de Alá” o “la Yihad (esfuerzo) ya sea en el mediodia o en la medianoche por la causa de Alá, es mejor que la tierra y todo lo que hay en ella”…

    No discuto que la OTAN, el gran satan o el pequeño satan puedan finanaciarlos pero es un factor marginal… comparado a la Yihad escriptural y basica.

  • #6 Comentario por aguazero

    24/06/2013 03:49

    dentro de el estrépito que rodea la guerra, y estas guerras inducidas mas, reflexiones como estas ayudan sino a entender en todo sus términos lo que esta pasando en Siria, si al menos a cuestionar tanta cegadora claridad por parte de los EEUU, y los estado satélites Occidentales a la hora de argumentar las bondades de unos y las maldades de los otros, y de celebrar la destrucción programada de otro país árabe.

  • #7 Comentario por benjaminfernandez111

    24/06/2013 09:27

    Ya sobran las palabras,son criminales por mucho que se disfracen de demócratas. Los hechos, son los delatores de la política de rapiña que bienen haciendo con su enorme poder. Las atrocidades que estan cometiendo,son hechos relevantes que jamás podran ocultar, por que son demasiado graves. Los pueblos despertarán al gun dia y tendran que pagar tarde o temprano sus crímenes

  • #8 Comentario por Cantaliso

    24/06/2013 10:05

    Los EEUU y su perro faldero de la OTAN son como la mierda, allí donde caen infectan todo.

  • #9 Comentario por pajaroafricano

    24/06/2013 10:07

    Varios países de la UE están a favor de apoyar a los rebeldes sirios, a los mismos que ponen bombas contra la población civil como estos detenidos en Ceuta. Queda claro que los gobiernos occidentales y “civilizados” les importa una MIERDA los pueblos del mundo y lo que pretenden es que nadie los cuestione a ellos que son los verdaderos terroristas.

  • #10 Comentario por Sameera

    24/06/2013 10:55

    Algunos se lanzan aqui a hablar de un Islam que no conocen, confundiendo Yihhad con Wahabismo y quedándose bien desayunados. Occidente padece el virus del “Mirarse el ombligo” desde la Revolución Industrial, y se podría calificar de Ayatoláhs a los propietarios que pusieron a trabajar a niños en las minas inglesas. El poder económico, será siempre fuente de conflicto político, e incluso tomará ala Política de rehén con tal de satisfacer su sed de petróleo, caso Iraq o Irán.

    Gracias Doctora Armanian por mostrar una vez más nuestra realidad, entrelazada para siempre en los destinos que nos marca Occidente. Aquí ya es bastante llenar el plato todos los días…

  • #11 Comentario por prostatch

    24/06/2013 12:06

    Gracias, MIL GRACIAS Nazanín por arrojar un poco de luz entre tanta desinformación, por meterte en los subsuelos del “mainstream”. Una ciudadanía desinformada es una ciudadanía manipulada.

  • #12 Comentario por prostatch

    24/06/2013 12:10

    jimmijean2, leámonos bien el artículo de Nazanín, y, comprendamos pues, que la Yihad de la que hablas interesa muy mucho a la OTAN, el gran y el pequeño satán, y que incluso a veces, se susurran al oído y actúan cogiditos de la mano..

Punto y seguido, Terroristas “en diferido” del ministro Díaz, y Siria

http://blogs.publico.es/puntoyseguido/

 

Punto y seguido » Terroristas “en diferido” del ministro Díaz, y Siria

Terroristas “en diferido” del ministro Díaz, y Siria


Nazanín Armanian

“No estamos hablando de combatientes, de soldados, en el conflicto bélico en Siria, sino de captar yihadistas con la finalidad de cometer atentados”, afirmó el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, al explicar el cometido de un grupo de hombres detenidos en España, acusados de enviar a Siria a voluntarios para luchar contra Bashar Al Asad, quienes al regresar –añadió- podían actuar de “lobos solitarios”.

Hay que ver el lío terminológico en el que se meten los políticos para defender una posición injustificable ante una audiencia que consideran indocta. Si, por un lado, no se pueden captar “soldados” -nombre dado a los reclutas de las fuerzas armadas de un país soberano- en un territorio extranjero y hostil; por otro, no explica que si este hecho es un delito, por qué EEUU está alistando a mercenarios -¡disculpe, soldados!- para enviarlos a Siria (ver The Pentagon’s “Salvador Option”: The Deployment of Death Squads in Iraq and Syria). Antes lo había hecho en Afganistán (donde Ronald Reagan llamaba “combatientes por la libertad” a las huestes de Bin Laden), en Irak y en Libia. En este país, los delincuentes y rebeldes extremistas, a pesar de haber sido financiados y armados por la OTAN, una vez tomado el poder mataron al propio embajador de EEUU e izaron la bandera negra de Al Qaeda en la sede diplomática, demostrando que estos mercenarios, estén donde estén, además de ejercer el terrorismo delegado, carecen de ética para con la familia y pueden morder la mano que les dio de comer.

Del terrorismo proxy (delegado) de la OTAN al otro directo, y no sólo en su formato de lanzar bombas sobre los civiles de países atacados: el 11 de Octubre de 2005 la Policía de Basora detuvo a dos militares británicos disfrazados de árabes que conducían un camión lleno de explosivos listos para ser detonados (ver: ¿Quién pone las bombas en Irak?). Ninguna explicación por parte de Tony Blair sobre unas prácticas que son un secreto de voces.

Obama y sus rostros

El presidente Barak Obama, que no pasará a la historia por su coraje ni por su integridad moral, volvió a ceder a las presiones de los halcones republicanos: acusó al Gobierno de Al Asad del uso de armas químicas contra los rebeldes,  y prometió suministrarles armas. Dos pasos importantes que anuncian la abierta injerencia de EEUU en la guerra siria: tomará el mando y el control de la insurgencia, con el objetivo de fortalecer su cohesión y convertirla en una oposición organizada, capaz de sustituir a Asad. Ha apartado a Qatar del juego (donde se producirá la abdicación del jeque Al Thani en favor de su hijo), y va a coordinar las acciones de Jordania, Arabia Saudí, Israel y otros implicados, contra Irán y Hizbolá, en la región.

Obama falta a la verdad, pues si por un lado la CIA ya entrena a rebeldes desde 2012, según Los Angeles Times (ver US has secretly provided arms training to Syria rebels since 2012), por otro, la justificación de la intervención –el uso de las armas químicas por Damasco- está sin demostrar, mientras sí que se confirma el empleo del agente nervioso sarín por los rebeldes alqaedistas del Frente al Nusra. Informó de ello el Gobierno turco, el 30 de mayo, tras detener a 12 miembros del grupo e incautarse de dos kilos de este gas. El caníbal que destripó a un caído y se comió sus órganos fue un soldado de este frente, compañero de lucha de Occidente en la destrucción del Estado sirio.

Otra conclusión: que EEUU no está preocupado por que las armas químicas caigan en manos de los yihadistas sirios, ni cuando tomen el poder. Así lo confirmó el general Meir Dagan, ex jefe del Mosad de Tel Aviv, revelando que Arabia Saudí se comprometió a garantizar que el régimen sucesor de Asad será amigo de Israel y de EEUU. ¡Como si los actuales gobiernos de Irak y de Afganistán lo fueran! ¡Ni Dios podrá proteger a Washington en su caída libre en el pantano sirio!

Vladimir Putin, preocupado por los planes de la Administración Obama para Oriente Próximo, al referirse a la instalación de los misiles Patriot, en enero de 2012, en Turquía (al parecer para coaccionar a Damasco), en enero de 2012 comentó “la regla de la pistola de Chéjov”: “Si en el primer acto de una obra de teatro aparece un arma colgada en la pared, significa que se disparará en el último telón”. Aun así, Moscú no entregará los misiles S-300 a Irán ni a Siria, como parte del acuerdo con Israel en 2008, a cambio de que Tel Aviv no armara a Georgia. El miedo de Moscú a los islamistas en la zona de su influencia es mayor que el de perder la base de Tartus en Siria. Eso sí, rompería el acuerdo si EEUU instalara los escudos antimisil en Europa Este.

Hay rumores que apuntan a un acuerdo entre Putin y Obama por el que Asad aceptaría unas elecciones y se marcharía del país, antes de que el Pentágono enviara a miles de rebeldes que está entrenando en Jordania y Turquía.

Cambios en el escenario

Hay una serie de factores que indican las posibles razones de que EEUU haya decidido una intervención directa: la incapacidad del Ejército Libre de Siria en hacerse con el poder en Siria, marcada por la pérdida de la estratégica ciudad Al Qusair;  la crisis social de Turquía, que no sólo debilitó a Tayyeb Erdogan, sino que mostró que gran parte de los ciudadanos no apoyan su guerra contra Siria a pesar de que los kurdos sirios, que habían mantenido una postura  neutral hasta las negociaciones de paz entre Ankara y el PKK, ahora dirigen sus armas contra Damasco; que al mismo tiempo que Hasan Rohani, el nuevo presidente de Irán, presentaba su diplomacia de poder blando e “interacción constructiva” con la comunidad internacional, los Guardianes Islámicos enviaban a 4.000 militares a Siria con el objetivo de abrir un nuevo frente en la meseta del Golán y aligerar la presión sobre Damasco; y que Rusia e Irán hayan fortalecido su posición y aumenten sus demandas a cambio de dejar caer a Asad, como por ejemplo, por parte de Teherán, el levantamiento de las sanciones económicas a la República Islámica. Se unen a todo ello los últimos escándalos del espionaje que han debilitado a Obama, quien ahora ve en el conflicto sirio la oportunidad de mostrar su lado de hombre fuerte capaz de dirigir el imperio (ya de papel) que heredó de Bush.

Israel, al igual que los neocon, está encantado de que la tragedia siria haya archivado la cuestión palestina, aunque cometió el error, en mayo pasado, de bombardear Siria, mostrándose ante la opinión pública de la zona como el verdadero peligro para la soberanía de los países y dando la posibilidad a Asad de recurrir al patriotismo y atraer el apoyo de buena parte de su pueblo, ya asustado por la amenaza integrista.

Catástrofe  del verano

Las altas temperaturas en la región ya siegan la vida de los más vulnerables de los refugiados sirios, enfermos, hambrientos sin agua ni alimentos.  ¿A quién le importa? Entretanto, John Kerry expone las bondades del modelo del bombardeo aéreo de los Balcanes y sin tener en cuenta (o, se le escapa) que Siria no está sola y que goza de un fuerte respaldo de Rusia e Irán.

Washington no ha aprendido las lecciones de la guerra contra Irak: la de “no mentirás sobre las armas de destrucción masiva”, la de “no derrocarás a un mandatario sin tener una alternativa favorable a tus intereses”, y sobre todo la de “no tocarás la estructuras étnico-religiosas de esta compleja región”… si quieres mantener tu posición ya de por sí precaria.

Se inicia otra catástrofe a nivel regional, en una guerra sin fecha final y sin victoria para los gobiernos implicados, que deberían confesar a sus ciudadanos que arriesgan la seguridad nacional de sus países e infligen tanto dolor y sufrimiento a millones de personas sólo por mantener la influencia de las élites gobernantes en tierras ajenas, a espaldas de los verdaderos intereses de sus pueblos.

  • Estoy bastante interesado en conocer lo que está ocurriendo en la guerra de Siria. Pero cada vez que veo noticias en televisión o en otros medios de comunicación, me quedo con un sabor ligeramente amargo, como el de las verdades a medias. Cuando hablan de los rebeldes y muestran algunas imágenes me recuerda a las que se mostraban en la guerra de Libia (por cierto ¿qué está ocurriendo ahora en Libia?), y no siento que a ese grupo con tantos rasgos de fundamentalismo, debieramos brindarle apoyo. Con lo que nos cuentas en este artículo Nazanín, entiendo que lo que ocurre en la región no es una cuestión de buenos y malos, como nos lo tratan de mostrar en muchos medios. Es una red de la que numerosas fuerzas y poderes tiran para arrastrar las capturas a su casa. Triste, muy triste la desinformación que sufrimos en occidente sobre los conflictos en paises árabes, y mucho más doloroso los resultados que el pueblo árabe sufre por ese juego de poder. Gracias por esta información.

  • #2 Comentario por alfanui

    23/06/2013 20:40

    El santurrón Obama ,adorado por tanto socialdemócrata que quitó el retrato de Pablo Iglesias para poner el de él,resulta que terminará por ser peor aún que su antecesor en el cargo.

  • #3 Comentario por alfanui

    23/06/2013 20:48

    A comentario 1 .Si quiere comprender lo que ocurre en Siria sólo tiene que fijarse en los países que están pidiendo a los Estados Unidos que intervenga atacando ; QUATAR Y LOS EMIRATOS. Dictaduras puras y duras que además tienen a las mujeres en régimen de esclavitud .Es verdad que también lo pide Fancia .La socialdemocracia corrompida…

  • #4 Comentario por wilhemev

    23/06/2013 21:36

    “Al entrar abiertamente en la guerra de Siria, EEUU no ha aprendido ninguna de las lecciones de la guerra de Irak”

  • #5 Comentario por jimmijean2

    24/06/2013 02:37

    Hemos visto muchos buenos musulmanes oir la llamada de la yihad y van a Afganistan, Pakistan, Siria, Somalia, los Balcanes, Argelia o Libia.

    Ellos entienden lo que predicó el profeta: “No es igual aquel que aguarda en casa sin peligro al que va a luchar por la causa de Alá” o “la Yihad (esfuerzo) ya sea en el mediodia o en la medianoche por la causa de Alá, es mejor que la tierra y todo lo que hay en ella”…

    No discuto que la OTAN, el gran satan o el pequeño satan puedan finanaciarlos pero es un factor marginal… comparado a la Yihad escriptural y basica.

  • #6 Comentario por aguazero

    24/06/2013 03:49

    dentro de el estrépito que rodea la guerra, y estas guerras inducidas mas, reflexiones como estas ayudan sino a entender en todo sus términos lo que esta pasando en Siria, si al menos a cuestionar tanta cegadora claridad por parte de los EEUU, y los estado satélites Occidentales a la hora de argumentar las bondades de unos y las maldades de los otros, y de celebrar la destrucción programada de otro país árabe.

  • #7 Comentario por benjaminfernandez111

    24/06/2013 09:27

    Ya sobran las palabras,son criminales por mucho que se disfracen de demócratas. Los hechos, son los delatores de la política de rapiña que bienen haciendo con su enorme poder. Las atrocidades que estan cometiendo,son hechos relevantes que jamás podran ocultar, por que son demasiado graves. Los pueblos despertarán al gun dia y tendran que pagar tarde o temprano sus crímenes

  • #8 Comentario por Cantaliso

    24/06/2013 10:05

    Los EEUU y su perro faldero de la OTAN son como la mierda, allí donde caen infectan todo.

  • #9 Comentario por pajaroafricano

    24/06/2013 10:07

    Varios países de la UE están a favor de apoyar a los rebeldes sirios, a los mismos que ponen bombas contra la población civil como estos detenidos en Ceuta. Queda claro que los gobiernos occidentales y “civilizados” les importa una MIERDA los pueblos del mundo y lo que pretenden es que nadie los cuestione a ellos que son los verdaderos terroristas.

  • #10 Comentario por Sameera

    24/06/2013 10:55

    Algunos se lanzan aqui a hablar de un Islam que no conocen, confundiendo Yihhad con Wahabismo y quedándose bien desayunados. Occidente padece el virus del “Mirarse el ombligo” desde la Revolución Industrial, y se podría calificar de Ayatoláhs a los propietarios que pusieron a trabajar a niños en las minas inglesas. El poder económico, será siempre fuente de conflicto político, e incluso tomará ala Política de rehén con tal de satisfacer su sed de petróleo, caso Iraq o Irán.

    Gracias Doctora Armanian por mostrar una vez más nuestra realidad, entrelazada para siempre en los destinos que nos marca Occidente. Aquí ya es bastante llenar el plato todos los días…

  • #11 Comentario por prostatch

    24/06/2013 12:06

    Gracias, MIL GRACIAS Nazanín por arrojar un poco de luz entre tanta desinformación, por meterte en los subsuelos del “mainstream”. Una ciudadanía desinformada es una ciudadanía manipulada.

  • #12 Comentario por prostatch

    24/06/2013 12:10

    jimmijean2, leámonos bien el artículo de Nazanín, y, comprendamos pues, que la Yihad de la que hablas interesa muy mucho a la OTAN, el gran y el pequeño satán, y que incluso a veces, se susurran al oído y actúan cogiditos de la mano..

Traducciones de la revolución siria

http://traduccionsiria.blogspot.com.es/

La guerra contra los Hermanos divide al Golfo

JUEVES, 17 DE ENERO DE 2013

La guerra contra los Hermanos divide al Golfo

Texto original: Al-Quds al-Arabi
 Autor: Abdel Bari Atwan
 Fecha:11/01/2013
 Quien sigue los medios del Golfo, especialmente los saudíes, se da cuenta de la existencia de una campaña feroz contra el movimiento de los Hermanos Musulmanes y las corrientes islamistas en general, además de los grandes predicadores del Golfo cuya influencia ha aumentado en los últimos tiempos gracias a los medios de comunicación social como Facebook o Twitter, que hacen difícil a los estados y sus aparatos de seguridad especializados controlarlos y censurarlos como pueden hacer con los periódicos y sitios de internet. Si el teniente Dahi JalfanTamim, director de la policía de Dubai, es la vanguardia en esta campaña contra los Hermanos Musulmanes y ha sido de los primeros  en advertir seriamente de sus peligros, muchos artículos han comenzado a mostrar en la prensa saudí y emiratí ese mismo patrón, de una forma que sugiere que hay personas de alto nivel en el Estado que quieren abrir un frente contra ellos, ya sea en Egipto donde tienen ahora las riendas del poder, o en el Golfo mismo.
 
Esta campaña contra los Hermanos, y tal vez las corrientes salafistas después, supone una contradicción en relación con una alianza histórica entre los regímenes conservadores del Golfo y aquellos, una alianza que ha mantenido la estabilidad de estos regímenes y ha luchado contra todas las ideas de izquierdas y nacionalistas que suponían una amenaza para esta estabilidad a ojos de los gobernantes.
 
La pregunta que surge con fuerza estos días gira en torno a esta sorprendente rebelión del Golfo contra el pensamiento de los Hermanos, que había gozado de su apoyo, por no decir del control de la juventud de la zona durante los pasados ochenta años al permitírsele  a los pensadores y profesores de los Hermanos dominar el sector educativo y escoger los métodos de enseñanza, además de establecer asociaciones de prédica y beneficencia, no solo en los estados del Golfo, sino en todo el mundo. ¿Cómo se ha dado la vuelta a esta relación para pasar de ser una de amistad íntima y estratégica a una guerra abierta, por una de las partes al menos hasta ahora, es decir, entre los regímenes del Golfo y la organización de los Hermanos?
 
La respuesta a estos interrogantes y otros puede resumirse en los siguientes puntos:
 
Primero: Los gobiernos del Golfo se han dado cuenta de que los Hermanos Musulmanes son un movimiento “mundial” dirigido por una organización internacional, que exige fidelidad organizativa al Guía General en Egipto, y no a las autoridades locales, ni siquiera al líder de la organización en esos países.
 
Segundo: El dominio del movimiento islámico de los Hermanos del proceso de formación de las nuevas generaciones utilizándolo medios locales que han llevado a su dominio sobre el ejército y los servicios de seguridad, lo que les ha cualificado más que nunca para derrocar a los regímenes y acceder al poder, clave del miedo de los regímenes del Golfo.
 
Tercero: Debido a la debilidad de las corrientes liberales y de izquierdas en los países del Golfo, resultado de décadas de represión y persecución, las corrientes de los Hermanos, bien organizadas, se han convertido en la fuerza candidata para dirigir las revoluciones de la primavera árabe que piden un cambio político en los países del Golfo.
 
Cuarto: Las corrientes religiosas y de los Hermanos destacan especialmente por la independencia económica que las diferencia del resto de corrientes, debido a sus complejas redes organizativas y su acceso a importantes ingresos, pues dominan empresas y organizaciones financieras en los países del Golfo en concreto, lo que les ha hecho aunar las fuerzas política y económica.
 
Quinto: Los movimientos islámicos gozan de un gran apoyo en los centros populares porque su ideología se centra en la doctrina islámica y su dominio de las mezquitas, de forma directa o indirecta, lo que supone cinco pequeñas reuniones diarias y una gran reunión semanal cada viernes.
 
Sexto: Los movimientos islámicos no yihadistas y los Hermanos Musulmanes en concreto siguen una política de autocontrol y de evitar todo enfrentamiento con el Estado, lo que explica el silencio del movimiento de los Hermanos en Egipto de cara a los ataques en su contra y su insistencia en guardar la calma. También enviaron delegaciones a los Emiratos para solucionar la crisis de los detenidos por métodos pacíficos. No sorprende que los escritores saudíes acusen a los Hermanos de seguir el “principio del disimulo (taqiyya)” en sus prácticas organizativas.
 
Los Estados del Golfo, resumiendo mucho, están nerviosos por el dominio de los Hermanos en Egipto, Túnez y Sudán y sus intentos de dominar Jordania, Yemen y Siria, pues se sienten cercados y amenazados de caer en manos del nuevo eje de los Hermanos, según la teoría del efecto dominó político.
 
Esta campaña feroz saudí y del Golfo contra los Hermanos tiene ventajas y desventajas en lo que se refiere a los regímenes en la península Arábiga. Las ventajas se resumen en el intento de fortalecer el frente interior y reducir la influencia de los Hermanos Musulmanes, pero parece una solución tardía en nuestra opinión, por la falta de un aliado alternativo en que apoyarse, dada la ausencia de la izquierda y los liberales, y dada la debilidad de su arraigo en las sociedades conservadoras del Golfo. Todos los nuevos intentos de fortalecer a esta corriente liberal siguen teniendo una influencia limitada como demuestra el decreto emitido por el monarca saudí, el rey Abdalá ben Abdel Aziz, para introducir a treinta mujeres en el Consejo Consultivo, un paso que le va a crear más problemas que soluciones, especialmente en la institución wahabí que apoya al régimen y que se opone a cualquier papel de la mujer, en calidad de igualdad al hombre, en la sociedad.
El peligro de este ataque contra los Hermanos es el tener que enfrentarse a la institución religiosa y a un gran número de predicadores críticos, como los sheijs Salman Awda, Muhammad al-Arifi, Safar al-Hawali, Muhsin al-Awayi, A’id al-Qarani y algunos seguidores suyos en Twitter, que superan el millón y siguen creciendo.
 
El sheij Salman al-Awda, el destacado predicador saudí, se unió recientemente a la campaña que exige un que se establezca un Consejo Consultivo elegido, mientras que otros exigen que se rindan cuentas precisas de cómo se gasta el dinero público y que se controle el nuevo presupuesto del Estado, que es el más voluminoso (llega a 223.000 millones de dólares). Hay también una feroz campaña para apartar a los príncipes, que se han apoderado de millones de hectáreas de tierra sin derecho.
 
Los grandes responsables del Golfo creen que hay una alianza egipcio-turco-catarí tras esta oleada de los Hermanos que quiere dominar la zona y que ha de ser combatida. Ello explica la creciente brecha saudí-turca y la guerra que han declarado los Emiratos al régimen del presidente Mursi en Egipto apoyando al opositor Frente de Salvación Egipcio.
 
Debemos reconocer que el miedo de los estados del Golfo es legítimo, pues este nuevo triángulo es muy peligroso si se fortalece, se cohesiona y continúa, porque goza de las fuerzas militar (Turquía), financiera (Catar) y humana-estratégica (Egipto), y está ocupando poco a poco el lugar del histórico triángulo egipcio-saudí-sirio que ha dominado la zona durante los últimos cuarenta años, habiendo sacado a Iraq de la ecuación y habiendo preparado el camino para la paz con Israel.
 
Si el primer triángulo se basaba en la estrecha relación con Occidente y EEU, el nuevo triángulo camina en la misma dirección, y tal vez su relación con EEUU sea aún más estrecha, aunque sea temporalmente, mientras dure la presidencia de Barack Obama.
 
El régimen sirio será el más beneficiado de esta lucha explosiva en el seno del frente que se opone a que se mantenga en el poder y que apoya a la oposición armada que quiere derrocarlo. Los Hermanos Musulmanes son la espina dorsal de esta oposición (oficial) y el Frente yihadista de al-Nusra es el elemento con mayor presencia sobre el terreno, cuya independencia supone un gran peligro para el régimen sirio y los países del Golfo.
 
Ojalá los pasos que han dado las autoridades saudíes últimamente, como la decisión de prohibir los canales sectarios salafistas, o las palabras de su ministro de Exteriores Saúd al-Faisal sobre su apoyo a la solución pacífica y sobre que la cuestión de la salida de Asad deberían decidirla los sirios -él que era un halcón pidiendo que se armase a la oposición-, son todo indicios de que la postura saudí está cambiando y confirma los informes de que se han retomado los contactos secretos entre Damasco y Riad.
 
El flujo de predicadores saudíes y del Golfo hacia El Cairo, el último de los cuales ha sido el doctor Muhammad al-Arifi, que dio un discurso en la mezquita de Amr ben al-As en el corazón de la capital y en el que pidió que los empresarios del Golfo invirtieran en Egipto y no en Occidente, es uno de los más destacados aspectos de la nueva escena del Golfo: gobiernos que se oponen al régimen egipcio de los Hermanos con fuerza y predicadores críticos que están en su interior.
 
No podemos olvidar en este contexto el nuevo peregrinaje iraní a El Cairo, la visita de Ali Akbar Salehi, el ministro de Exteriores, la ovación que lo recibió, la invitación que traía para el presidente Muhammad Mursi de visitar Teherán, y el momento en que se produjo. El olfato iraní tiene una fuerte sensibilidad para oler los cambios que suceden en la región para ponerlo al servicio de sus intereses. Los próximos meses y semanas estarán cargados de sorpresas y no podemos hacer otra cosa que esperar y estar vigilantes, intentando entender las nuevas interacciones y alianzas que acechan, y los rápidos cambios, cambios que reconfigurarán la región radicalmente.

La oposición “caótica” siria sufre una deserción muy importante

http://www.contrainjerencia.com/?p=40839&utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed: contrainjerencia/jvtA (CONTRAINJERENCIA)

La oposición “caótica” siria sufre una deserción muy importante | CONTRAINJERENCIA

 Haitham al Malé

 

Un representante histórico de la oposición siria, Haitham al Malé, ha anunciado este martes su salida del Consejo Nacional Sirio (CNS), uno de los principales grupos opositores constituido en el extranjero, y ha anticipado nuevas deserciones por el “caos” imperante en este bloque.  

Al Malé, antiguo juez, ha explicado que “hay mucho caos en el grupo” y ha puesto en duda lo que “puede lograr” tal y como está la situación ahora mismo. “No hemos llegado muy lejos en los trabajos para armar a los rebeldes”, ha citado como ejemplo, en declaraciones a Reuters.

La salida de este opositor vuelve a poner sobre la mesa la unidad de la oposición frente a la política represora de Damasco. La comunidad internacional ha presionado al Consejo Nacional Sirio, la cara más visible de la disidencia a ojos de los gobiernos extranjeros, para que aglutine a los diferentes movimientos.

Sin embargo, la oposición interna no se siente representada por un grupo que ven ajeno a las movilizaciones sobre el terreno, en las que han muerto en un año más de 7.400 personas, según datos de la ONU.

Al Malé ha criticado la falta de transparencia y la organización del Consejo, pese a que él mismo formaba parte de su junta directiva. “He oído muchas quejas sobre la transparencia en el trabajo del CNS y sentí que sería más efectivo si seguía fuera del grupo”, ha explicado en este sentido.

El opositor Kamal al Labwani también ha adelantado su próxima salida de este colectivo, dentro del cual ha llegado a formar su propio bloque bajo la denominación de Grupo Patriótico Sirio. Desde este foro, “estamos llamando a la dimisión colectiva”, ha dicho a Reuters desde Amán.

Futuras deserciones

Ni Al Labwami ni Al Malé han dado cifras de posibles deserciones, pero según este último serán “muchas más”. “Les diría a otros miembros que necesitan analizar la situación por sí mismos y decidir si quieren seguir o irse”, ha indicado este opositor de 81 años.   Al Labwami, que quedó libre en diciembre tras seis años en prisión, confía en cerrar próximamente una conferencia mediante la cual crear “un verdadero paraguas democrático para la oposición”, en lugar del “monopolio de poder” actual.

Otro miembro del CNS que ha pedido permanecer en el anonimato ha calculado que unos 80 de los 270 miembros del Consejo planean dimitir. Ha apuntado que podrían tratar de unirse para crear un grupo alternativo cuyo objetivo principal sería armar a los rebeldes y responder a las demandas de los activistas que siguen en Siria.

 

Al Malé, antiguo juez, ha explicado que “hay mucho caos en el grupo” y ha puesto en duda lo que “puede lograr” tal y como está la situación ahora mismo. “No hemos llegado muy lejos en los trabajos para armar a los rebeldes”, ha citado como ejemplo, en declaraciones a Reuters.   

La salida de este opositor vuelve a poner sobre la mesa la unidad de la oposición frente a la política represora de Damasco. La comunidad internacional ha presionado al Consejo Nacional Sirio, la cara más visible de la disidencia a ojos de los gobiernos extranjeros, para que aglutine a los diferentes movimientos.   

Sin embargo, la oposición interna no se siente representada por un grupo que ven ajeno a las movilizaciones sobre el terreno, en las que han muerto en un año más de 7.400 personas, según datos de la ONU.  

 

Al Malé ha criticado la falta de transparencia y la organización del Consejo, pese a que él mismo formaba parte de su junta directiva. “He oído muchas quejas sobre la transparencia en el trabajo del CNS y sentí que sería más efectivo si seguía fuera del grupo”, ha explicado en este sentido.  

 

 

El opositor Kamal al Labwani también ha adelantado su próxima salida de este colectivo, dentro del cual ha llegado a formar su propio bloque bajo la denominación de Grupo Patriótico Sirio. Desde este foro, “estamos llamando a la dimisión colectiva”, ha dicho a Reuters desde Amán. 

 

 

Futuras deserciones

   

Ni Al Labwami ni Al Malé han dado cifras de posibles deserciones, pero según este último serán “muchas más”. “Les diría a otros miembros que necesitan analizar la situación por sí mismos y decidir si quieren seguir o irse”, ha indicado este opositor de 81 años.   Al Labwami, que quedó libre en diciembre tras seis años en prisión, confía en cerrar próximamente una conferencia mediante la cual crear “un verdadero paraguas democrático para la oposición”, en lugar del “monopolio de poder” actual.   

 

Otro miembro del CNS que ha pedido permanecer en el anonimato ha calculado que unos 80 de los 270 miembros del Consejo planean dimitir. Ha apuntado que podrían tratar de unirse para crear un grupo alternativo cuyo objetivo principal sería armar a los rebeldes y responder a las demandas de los activistas que siguen en Siria.